987 20 69 10

Pertenece a la generación de Letrados que previamente a la colegiación ha seguido la formación de dos años impartida por la Escuela de Práctica Jurídica, lo que unido a catorce años de ejercicio profesional le confiere una madurez óptima.

Tiene asignadas las siguientes tres áreas de responsabilidad preferente.

Siempre hemos considerado en el colectivo que la ejecución de las sentencias y resoluciones se erige como una actividad muy diferenciada de la declarativa, necesitando la aplicación de habilidades y recursos distintos de la fase previa a la obtención de la sentencia.

En este ámbito, ha conseguido una práctica muy eficaz para la tramitación de las ejecuciones judiciales, llegando a conocer las peculiaridades o formas de operar de cada órgano judicial.

Puesto que también comparte la responsabilidad de expedientes de naturaleza declarativa, tiene asignadas las reclamaciones de créditos, actividad en la que el Despacho ha logrado adquirir un conjunto de habilidades y modos prácticos para la recuperación de deudas de los que nos sentimos muy satisfechos por los porcentajes de éxito obtenidos.

Colabora estrechamente con el Socio-Director en los expedientes concursales asignados al mismo. En esta especialidad, ha sido nombrado personalmente Administrador Concursal por el Juzgado de lo Mercantil de León.

Los expedientes extrajudiciales forman también parte principal de su actividad profesional. Para ello, aplica los recursos y capacidades necesarias para seguir e impulsar con agilidad las relaciones, conversaciones o contactos con otros profesionales, notarías, oficinas, administraciones y, cuando es necesario, con la parte adversa.

Opina que muchos asuntos de esta naturaleza se demoran excesivamente porque parte de las aportaciones o documentos para su conclusión dependen de la actividad de terceros ajenos al Despacho.

Por eso, su dinamismo y actividad es decisiva para la remoción de estas demoras u obstáculos.